Facebook Linkedin twitter

Cómo operadores pueden construir hoy mismo una red lista para el 5G

Publicado en Últimas noticias, por Juniper en 03/11/2016


¿Qué pueden hacer los operadores para que sus inversiones en redes sean alineadas con el futuro 5G y también para lanzar servicios rápidamente – y anticipar la recuperación de tales inversiones – cuando llegue el momento? ¿Cómo tener redes compatibles con servicios que todavía no existen? Este ha sido el tema del webinar “Cambio inteligente: ¡Cómo los operadores pueden construir redes listas para el 5G hoy mismo!”, realizado por Juniper Networks y Affirmed Networks. En él, especialistas han demostrado cómo la virtualización de funciones de red y la adopción de redes definidas por software son fundamentales para prepararse para el futuro.
 


La introducción de servicios 5G en gran escala debe empezar en dos o tres años. El 3GPP (3rd Generation Partnership Project o proyecto de sociedad comercial de 3ª generación), organización que establece los estándares para redes móviles, debe publicar las primeras especificaciones a mediados de 2018, pero la industria ya empieza a hacer pruebas con las informaciones existentes sobre estos estándares. “Luego vamos a ver radios 5G para acceso fijo y en 2017 deben aparecer los primeros casos de uso, todavía limitados en términos de escala”, explica Gabriel Brown, analista sénior de Heavy Reading, empresa de investigación sobre tendencias en telecomunicaciones. “En 2018 habrá operaciones de 5G móvil en ‘cores’ 4G y, a partir de 2019, habrá acceso a 5G móvil en ‘cores’ nuevos”, añadió, refiriéndose al NG Core, el ‘core’ de nueva generación de las redes 5G.


De acuerdo con Brown, la arquitectura 5G está basada en dos conceptos-clave, que ya existen en redes 4G avanzadas: la separación de los planes de control y de usuario (CUPS) y la segmentación de la red (con cortes específicos para determinados servicios o mercados verticales). Para implementar estos dos conceptos, la automatización es fundamental.


La red 5G, dice Brown, tendrá una infraestructura distribuida de datos que va a hospedar las funciones de red, la lógica del servicio y, en algunos casos, el contenido. Estos locales en el borde de la nube, estos centros de datos distribuidos, van a necesitar conectividad en áreas amplias, controladas por SDN, para proveer enrutamiento, redundancia, seguridad y otros servicios IP para que esta red descentralizada funcione como solo una. Esto debe ser proporcionado en alguna forma de arquitectura mesh, flexible, con facilidad de escala y programable – por eso el aspecto SDN es tan importante. Esta infraestructura va a dar soporte a los segmentos de red específicos para determinado servicio. Todo eso es lo que Brown llama de un “fabric de servicios IP para 5G”, usando la palabra en inglés que significa “tejido”, pues ese conjunto está estructurado como las fibras de un tejido.


El movimiento en dirección a esta arquitectura ya está ocurriendo. De acuerdo a Phil Lamoureux, arquitecto de redes móviles de Juniper Networks, hay una tendencia para llevar a los bordes de la red los recursos de computación y de nube. “Los operadores de redes móviles están repensando sus redes”, afirma Lamoureux, “porque quieren los mismos recursos ofrecidos por las tecnologías NFV y SDN para los proveedores de nubes – agilidad, flexibilidad y rapidez en la oferta de nuevos servicios.” Lamoureux habla de cuestiones críticas, desde el punto de vista de Juniper, en cinco aspectos de esta evolución para las redes 5G:


Integración de soluciones de paquetes, ópticas y de timing
La necesidad crítica, en este caso, es de alta confianza y escalabilidad en todos los niveles de la red, desde el acceso metropolitano y los equipos CPE, por ejemplo, hasta gateways de empresas e instalación de pequeñas células en empresas o en toda la red hasta el ‘core’ de transporte por paquetes. Es necesario flexibilidad y elasticidad y Juniper cree que una buena manera de obtener esto es con el Multiprotocol Label Switching (MPLS, en la sigla en inglés, o Conmutación de Etiquetas Multiprotocolo), que permite una gestión de red más automatizada. Esta gestión va más allá de alarmas y mantenimiento. Incorpora escalabilidad, diseño, configuración en grandes áreas de la red. La integración de las redes ópticas y de paquetes es una forma de reducir costos y consumo de energía. En la medida que la demanda por ancho de banda sigue creciendo, por ejemplo, la banda a ser ofrecida por la 5G se convierte en una consideración importante en el costo total de operación de la red. Además, simplifica el mantenimiento del servicio. Sobre timing, lo importante es que la decisión de alimentar el sistema GPS (del inglés Global Positioning System, usado para sincronizar el tiempo de la red) con protocolos PTP o 1588 B2 se volvió crítica, porque le permite a los operadores atender mercados verticales, como el financiero, que requieren timing preciso, además de la necesidad de proveer tiempo de referencia para pequeñas células dentro de empresas y locales que no tienen visión externa. Así, es importante que la capa física de la red soporte PTP.


Centros de datos distribuidos
Para tener centros de datos distribuidos, es fundamental tener una gama de productos que puedan ir desde pequeñas soluciones de red-en-una-caja hasta switches top of rack. Además, tener productos que soporten varias arquitecturas de centro de datos, que pueden cambiar y crecer conforme sea necesario, es una forma de proteger las inversiones. Los operadores de redes móviles tienen una ventaja con relación a los centros de datos distribuidos: tienen edificios que hospedan equipos en muchos locales, que pueden volverse parecidos con centros de datos y así tener más agilidad para virtualizar funciones que existían en estos lugares.


Seguridad en toda la red
En el pasado, seguridad era un tema más del perímetro de la red. Ahora, con la segmentación de la red para atender a mercados verticales y con variadas tecnologías de interfaz, además del aumento del número y de la variedad de dispositivos que acceden a la red, las posibilidades de problemas de seguridad aumentan. Dos consideraciones sobre esto: una es que son necesarias aplicaciones que puedan ser virtualmente activadas en diferentes partes de la red, como en una página web corporativa, un nodo de agregación o un peering site. Tener escala y flexibilidad es importante. Otra consideración es la capacidad de automatizar los procedimientos de seguridad para, por ejemplo, detectar amenazas independientemente de que sus mecanismos de detección se localicen en el centro de la red y/o en su periferia, y generar nuevas políticas que necesiten ser instaladas o practicadas. Hay que tener conocimiento de las amenazas que ya fueron detectadas y diseminar nuevas políticas en toda la red. Además de centralizar y automatizar las funciones de identificación de amenazas, pero también distribuir políticas de seguridad en todos los puntos de la red.


Desagregación y virtualización
La red necesita dar soporte a la virtualización de funciones (NFV, en la sigla en inglés) de múltiples proveedores. Como ya saben los proveedores de servicios de red, es necesario ser agnóstico en términos de NFV. Esto resulta al operador la posibilidad de probar diferentes funciones ofrecidas por diferentes proveedores y hacer su propia evaluación. La empresa puede concluir que las soluciones de diferentes proveedores de NFV pueden atender diferentes segmentos de la red con mejores o peores resultados – y elegir al proveedor A para el segmento X, el proveedor B para el segmento Y y así por delante. La posibilidad de modificar servicios y funciones es algo absolutamente central para buscar una solución de virtualización y de SDN. Con ella, se puede tener más opciones y también costos diferentes para cada necesidad. Juniper está desagregando el software de sus productos de enrutamiento y seguridad. Hay casos en que el hardware ofrece ventajas en términos de rendimiento, pero, en el caso de segmentación de la red, la empresa puede querer intentar diferentes proveedores para diferentes funciones.


Control y orquestación automatizados
Contrail es el controlador de overlay para SDN de Juniper, que permite que, en una red compleja distribuida en centros de datos, sean creadas redes de servicios y funciones a lo largo de estos centros de datos. NorthStar es el producto de Juniper para controlar la capa de underlay y permite descubrir y aprovisionar varias capas y rutas en la red, con soporte para múltiples proveedores. También permite hacer simulaciones para prever el comportamiento de la red bajo diferentes cargas de trabajo o en diferentes casos de falla. Este es otro componente crítico de la próxima generación de redes IP: ellas se convierten en una arquitectura de red completamente automatizada.

 

 


Tags: Automatización, Centro de Datos, Switches, Redes Móviles, 5G, Virtualización, Seguridad, SDN, NFV, Contrail, NorthStar


Tags: automatizacion, centro-de-datos, switches, redes-moviles, 5g, virtualizacion, seguridad, sdn, nfv, contrail, northstar


Posts Relacionados